Sobra talento, falta seriedad Peleas11
Quillin vs Angulo
Dulorme vs Williams
Sobra talento, falta seriedad Suscribete-aqui
Sobra talento, falta seriedad Xfinal11
Últimos temas
» El MINIT espiaba a Aroldis Chapman.
Sobra talento, falta seriedad Clock11Lun 16 Sep 2019, 8:09 pm por vivaelboxeo

» Novato Yordan Alvarez rompre record de Ted Williams y Joe Dimaggio
Sobra talento, falta seriedad Clock11Dom 11 Ago 2019, 2:11 pm por vivaelboxeo

» dedico este Son Cubano a El Chacal del boxeo
Sobra talento, falta seriedad Clock11Vie 26 Jul 2019, 10:25 pm por The Chacal

» Más Vidal, sorprendió en Londres
Sobra talento, falta seriedad Clock11Jue 18 Jul 2019, 1:04 pm por santiaguero

» Candidato a mejor atleta de la historia de México
Sobra talento, falta seriedad Clock11Dom 09 Jun 2019, 7:11 am por giuliano del valle

» UFC 1, el comienzo
Sobra talento, falta seriedad Clock11Sáb 01 Jun 2019, 3:57 am por The Chacal

» para los que gustan de la Timba y del Songo
Sobra talento, falta seriedad Clock11Miér 08 Mayo 2019, 7:59 pm por The Chacal

» para los que todavia escuchan musica romantica
Sobra talento, falta seriedad Clock11Jue 02 Mayo 2019, 1:25 pm por The Chacal

» [caja de ritmos] Beny More - Donde estabas tu
Sobra talento, falta seriedad Clock11Lun 08 Abr 2019, 11:16 pm por The Chacal

» para los amantes del Merengue
Sobra talento, falta seriedad Clock11Miér 03 Abr 2019, 7:46 pm por The Chacal

PANELDEBOXEO.COM
Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Lo Mejor del Boxeo en Español! en tu sitio de bookmarking social

Sobra talento, falta seriedad

Ir abajo

Sobra talento, falta seriedad Empty Sobra talento, falta seriedad

Mensaje por Cubanodeacero el Vie 13 Mayo 2011, 7:51 pm

Serie 50 en la mirilla (1)
Sobra talento, falta seriedad

SIGFREDO BARROS

Si me preguntaran qué fue lo mejor de la recién finalizada 50 Serie Nacional de Béisbol no vacilaría en responder: la profusión de nuevas figuras con sobrado talento para imponerse. La otra cara de la moneda, lo peor: el desequilibrio entre bateo por un lado y pitcheo y defensa por el otro, la falta de seriedad y el constante cambio a la hora de tomar decisiones.


DARIEL ÁLVAREZ Y JULIO ALFREDO MARTÍNEZ, DOS DE LOS MEJORES PROSPECTOS DEL BÉISBOL CUBANO.

Solo con enumerarlos, bastaría para comprender que —como me dijo Alfonso Urquiola al término de uno de los juegos de la final—, el béisbol cubano goza de buena salud. Por ejemplo, en los jardines han surgido tres jóvenes que clasifican como los relevos de los actuales integrantes del equipo Cuba: Yasiel Puig, Dariel Álvarez y Rusney Castillo, todos con velocidad, fuerza y brazos poderosos.

Similares son los casos de Lorenzo Quintana, Jorge Luis Barcelán, Joel Mestre, José Miguel Fernández, Yurisbel Gracial, Aníbal Medina, Erisbel Arruebarruena, Dian Toscano, Yandi Díaz, Robersis Ramos, Rubén Valdés, Osvaldo Vázquez, Osmel Águila, Roel Santos, Rudelis García, Yosvani Hurtado y Joaquín Carbonell, por solo mencionar a los de mejores rendimientos, todos por debajo de los 24 años.

Lo mismo puede aplicársele al pitcheo. Tres nombres bastan, los novatos Yadir Rabí y Gerardo Concepción y el zurdo Julio Alfredo Martínez, en su tercera Serie. Ninguno de ellos ha cumplido los 23 años y ya han demostrado con creces grandes facultades. El futuro, no hay dudas, está asegurado.

BATEO VS. PITCHEO Y DEFENSA

No es la primera vez que se toca el tema, pero vale la pena insistir, introduciendo nuevos elementos. No hay béisbol en el mundo donde se promedie colectivamente sobre los 290. El nuestro lo hizo esta temporada para 298. Ni tampoco se lance por encima de las cinco carreras limpias —con los relevistas cercanos a las seis—, y se fildee por debajo de los 975.

LA DEFENSA ELEVARÁ SU NIVEL CUANDO MEJOREN LOS TERRENOS.

Muchos son los factores que inciden en esta problemática. La Serie Nacional se juega casi ininterrumpidamente, con seis partidos a la semana, uno de ellos, el de los viernes, después de un traslado de una ciudad a la otra. Y, salvo el representante de la desaparecida provincia Habana, el resto carece de una cantidad de abridores de calidad suficiente para afrontar este calendario, muy duro a todas luces.

Súmenle el jugar con una bola muy viva, enfrentando a bateadores cada vez más fuertes y mejor preparados, además de la falta de pensamiento táctico y de conocimiento de la zona de strike; por ello los resultados no pueden ser otros que un predominio casi absoluto de la ofensiva, con dos cuadrangulares como promedio por cada desafío.

A la defensa la perjudica sobremanera el estado de los terrenos. Nuestro béisbol se juega de diciembre a mayo, época de sequía, y los campos de juego se endurecen. La situación se complica por el predominio de la práctica de bateo, pues la defensa se entrena muy poco y, por consiguiente, ningún equipo —a excepción de Ciego de Ávila —, promedia 980, aceptado internacionalmente como bueno. Defender bien tiene que ver mucho con la táctica, pero este es un tema para un análisis posterior.

SERIEDAD, PALABRA DE ORDEN

Cuando un juego se programa para comenzar a una hora y el inicio se retarda varios minutos sin causas que lo justifiquen, como sucedió en casi todos los choques del play off final, el béisbol en su conjunto pierde seriedad. Cuando año tras año la Serie Nacional tiene una fecha distinta para iniciarse, esto también conspira contra el espectáculo.

Se violan igualmente disposiciones que estuvieron vigentes durante mucho tiempo. La música se permitía solo entre innings. Ahora, en todos nuestros estadios se escuchan sin parar los más disímiles instrumentos, creando un ruido insoportable durante más de tres horas. Hasta el arbitraje se perjudica, pues en el béisbol ocurren situaciones (un foul que sale hacia atrás a gran velocidad, un pelotazo que es solo un roce con la camisa) que únicamente pueden decidirse por el oído¼ pero quién puede oír algo en medio de un bullicio atronador.

Cambios y más cambios caracterizan a la pelota cubana. Desde hace muchos años se reglamentó la cantidad de lanzamientos a realizar por un pitcher en un partido, con el propósito de evitar el sobreuso y cuidar los brazos. Una razón de peso. Este año se eliminó en los play off, con el argumento de contribuir a un mejor espectáculo, facilitando la utilización de un lanzador estelar en mayor número de juegos.

Respeto a quienes tomaron esa decisión. Pero no estoy de acuerdo: en primer lugar, la ofensiva en la postemporada no disminuyó con el pitcheo libre y, en segundo, los brazos no están exentos de lesión, pueden aparecer en cualquier momento.

Otro elemento introducido en los play off fue la eliminación de la regla de desempate o regla Schiller, como también se le conoce. Desde el inicio muchas voces se alzaron en contra de su aplicación. Valdría la pena preguntarse por qué seguimos a pie juntillas las disposiciones de la Federación Internacional de Béisbol (IBAF). Ninguna liga del mundo aplica esta regla, ¿por qué el béisbol cubano tiene que aceptarla? Para eliminarla después.

Seriedad es lo que debe caracterizar a la sociedad en su conjunto. El béisbol, por supuesto, está incluido. No solamente en los elementos abordados sino en muchos otros aspectos: la designación de los mentores de cada equipo, pues no basta con haber sido una estrella como jugador, son necesarios conocimientos de táctica, de reglas. Este y otros detalles importantes serán motivo de otro comentario.
Cubanodeacero
Cubanodeacero
Entrenador Profesional
Entrenador Profesional

Mensajes : 13695
Fecha de inscripción : 07/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.