La grandeza del béisbol cubano antes de 1961 Peleas11
Usyk vs Whiterspoon
Bivol vs Castillo
La grandeza del béisbol cubano antes de 1961 Suscribete-aqui
La grandeza del béisbol cubano antes de 1961 Proxim14
La grandeza del béisbol cubano antes de 1961 Xfinal11
PANELDEBOXEO.COM
Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Lo Mejor del Boxeo en Español! en tu sitio de bookmarking social

La grandeza del béisbol cubano antes de 1961

Ir abajo

La grandeza del béisbol cubano antes de 1961 Empty La grandeza del béisbol cubano antes de 1961

Mensaje por carlos yglesia el Lun 05 Ago 2013, 5:18 pm

La grandeza del béisbol cubano antes de 1961

Felo Ramirez y Hector Maestri hablan beisbol cubano. Video C.M. Guerrero /
El Nuevo Herald

Felo Ramirez y Hector Maestri hablan beisbol cubano


INTERACTIVO: Cronología del béisbol cubano

mmartinez@elnuevoherald.com

Después de que Alexander J.Cartwright fundara el equipo de béisbol Knickerbocker en 1845, el primero en Nueva York y en el mundo, la práctica de este deporte comenzó a extenderse por las tierras del Caribe, y Cuba fue el primero de los países al que llegó este juego.

Se reconoce a Nemesio Guilló como el primer cubano que llevó un bate a la isla en 1864. Guilló aprendió a jugar en Mobile, Alabama, junto a otros dos compatriotas incluido su hermano Ernesto Guilló. Cuando estos pioneros regresaron a su país fundaron el Habana Baseball Club con doce miembros, entre ellos Esteban Bellán, Emilio Sabourín, Leopoldo de Sola, los hermanos Francisco y Rafael Saavedra.

El primer juego de béisbol en Cuba ocurrió el 27 de diciembre de 1874 entre los equipos Habana y Matanzas, en el Estadio Palmar de Junco de la ciudad yumurina. Tres años después (1877) se organizó un desafío internacional con un equipo norteamericano que visitó el Puerto de Matanzas a bordo de un barco-escuela de Estados Unidos y el 29 de diciembre de 1878 se inauguró el campeonato profesional entre Habana y Almendares, elencos que más tarde se convirtieron en los eternos rivales de dicho torneo. Desde entonces, la fiebre del béisbol se apoderó de los cubanos para convertirse en su deporte nacional.

Con sus propios problemas de la época, la pelota cubana fue selecta cualitativamente. Las Grandes Ligas y las Ligas Negras fueron invadidas por sus peloteros desde principios del pasado siglo y se celebraban con frecuencia series de exhibición entre selecciones cubanas y equipos de las Mayores, incluyendo las históricas visitas de Babe Ruth con los Gigantes de Nueva York y Jackie Robinson con los Dodgers de Brooklyn.

El primero

El primer pelotero cubano en jugar béisbol profesional en Estados Unidos fue Esteban Bellán, que lo hizo con los Troy Haymakers (1871-72) y New York Mutual (1873) en la Asociación Nacional. Mientras que los dos pioneros en Grandes Ligas en el pasado siglo fueron Armando Marsans y Rafael Almeida, cuando ambos debutaron en 1911 con los Rojos de Cincinnati. Entre 1911 y 1929 pasaron por las Mayores más de veinte jugadores antillanos en una época donde sólo los blancos podían actuar en dicho béisbol.

De manera simultánea durante toda la etapa del Siglo XX, Cuba se impuso en casi todos los torneos a nivel amateur en el campo internacional desde el primero celebrado en los Juegos Centroamericanos de México en 1926, mientras que en el profesionalismo ganaron siete de 12 Series del Caribe, cinco de ellas consecutivas.

Los cubanos tuvieron varios equipos propios que ganaron torneos en los diferentes niveles del béisbol organizado de Estados Unidos, entre ellos los New York Cubans y los Cubans Stars en las Ligas Negras, así como los Havana Cubans y los Cuban Sugar Kings en franquicias de Grandes Ligas, llegando a la cúspide cuando quedaron campeones en Triple A en la temporada de 1959.

¿Porqué fue tan grande el desarrrollo beisbolero de la isla antes de 1961? Entre otros factores, el principal fue la relación estrecha que existía con la cultura norteamericana, arraigándose la pelota como algo especial en la vida del cubano.

“Existía una hermandad de béisbol entre Cuba y Estados Unidos. No solamente los cubanos actuaban en los torneos de Norteamérica, sino también muchos americanos lo hacían en los nuestros’’, indicó Octavio Rojas, ex jugador de Grandes Ligas. “El desarrollo beisbolero era tan grande que si no se hubiera eliminado el profesionalismo, Cuba llevaría más de 50 años con su propio equipo en las Mayores’’.

Historia Completa1 | 2 | Página siguiente »

« Anterior |Página 2 de 2

Después de tener como sedes principales de sus campeonatos los estadios Palmar de Junco, Almendares Park y La Tropical, el 26 de octubre de 1946 se inauguró un nuevo parque que se le nombró Stadium del Cerro con capacidad para 31,000 personas, siendo una obra de arquitectura parecida a la de muchos estadios de esa época en Grandes Ligas.

Con Amado Maestri dando la voz de ¡Play Ball! se celebró el primer encuentro en el coloso habanero que terminó en una victoria 9-1 de los Alacranes del Almendares ante los Elefantes del Cienfuegos.

La etapa dorada

Cuba vivió hasta 1961 una etapa dorada del béisbol con peloteros estrellas jugando en sus campeonatos internos, en Latinoamérica, en las Ligas Negras y en Grandes Ligas. Por sólo citar a un grupo reducido están los nombres de Martín Dihigo, José de la Caridad Méndez (El Diamante Negro), Cristóbal Torriente, Alejandro Oms, Adolfo Luque, Silvio García, Lázaro Salazar, Alejandro Crespo y Orestes Miñoso. Tres de estos peloteros que jugaron en esta etapa tienen sus nombres grabados en Cooperstown: Dihigo, Méndez y Torriente.

Muchos peloteros jóvenes que comenzaron a despuntar a finales de los años 50 y posterior a esta fecha, desarrollaron sus carreras en Estados Unidos y se convirtieron en estrellas de Grandes Ligas. Entre ellos Tony Oliva (ganador de tres coronas de bateo), Tany Pérez (Cooperstown), Luis Tiant, Camilo Pascual, José Cardenal, Bert Campaneris, Miguel Cuéllar (Cy Young), Octavio Rojas, Tony Taylor y Zoilo Versalles.

“El béisbol profesional cubano fue el segundo mejor del mundo y sus jugadores estaban preparados técnicamente porque se medían ante los mejores de la época’’, dijo Héctor Maestri, lanzador del club Cienfuegos en la década del cincuenta y ex presidente de la Federación de Peloteros Profesionales en el Exilio.

El Estadio del Cerro era la sede de los juegos de los Cubans Sugar Kings frente a equipos de Triple A. Cuando esta novena ganó la llamada “Pequeña Serie Mundial” en 1959 bajo la dirección de Preston Gómez, tenía un lema que decía: “Un paso más y llegamos”. Y nada más que faltaba ese pasito para que Cuba obtuviera la franquicia de Grandes Ligas con el nombre de “Havana”.

Al eliminarse el profesionalismo en 1961, la oportunidad de tener un propio equipo en las Mayores se perdió y la franquicia que le pertenecía a La Habana se le otorgó a Canadá en las ciudades de Toronto y Montreal.

(Próxima Edición: Las Series Nacionales).

Historia Completa« Página anterior |1 | 2


avatar
carlos yglesia
Campeón Mundial: 7 Divisiones
Campeón Mundial: 7 Divisiones

Mensajes : 10069
Fecha de inscripción : 14/04/2010
Edad : 50
Localización : tampa

Volver arriba Ir abajo

La grandeza del béisbol cubano antes de 1961 Empty Re: La grandeza del béisbol cubano antes de 1961

Mensaje por cantasonero el Lun 19 Ago 2013, 1:13 am

exelente escrito
cantasonero
cantasonero
Campeón CMB Internacional
Campeón CMB Internacional

Mensajes : 2893
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 49
Localización : miami

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.