Últimos temas
PANELDEBOXEO.COM

Los Destellos del Boxeo desde 1958 (Parte II)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Destellos del Boxeo desde 1958 (Parte II)

Mensaje por KTAKZOQMANES el Jue 14 Sep 2017, 10:13 pm

Parte II

       En la primera parte establecí el escenario para explicar cuál era la situación del boxeo en 1958 y resumí brevemente algunas de las diferencias entre el deporte de ese entonces con el actual, y ahora sí que me gustaría ahondar un poco más en el tema.

      Una de las mayores diferencias fue la prohibición del deporte profesional en Europa del Este y en Cuba. El sistema comunista se construyó teóricamente sobre la importancia del Estado sobre el individuo y, en gran medida, la existencia de destacadas estrellas deportivas parecería apuntar a un culto al individuo que era en teoría una filosofía contraria al comunismo. Sin embargo, los estados comunistas se habían dado cuenta de que la producción de atletas destacados podría servir para ilustrar a la juventud del mundo de los grandes beneficios que disfrutaban los ciudadanos del bloque soviético dentro del sistema. El deporte existente bajo el comunismo, sólo podría ser permitido como herramienta del Estado y estar totalmente controlado por el Estado, por lo que había que impedir cualquier deporte profesional. Como resultado no hubo boxeo profesional en ninguna parte detrás de la Cortina de Hierro en 1958.

      Antes de la II Guerra Mundial de 1939-1945, Polonia, Rumania, Hungría y Checoslovaquia, habían sido países competidores regulares en los Juegos Olímpicos, aunque  no muy exitosos. Estos países también compitieron en los Juegos Olímpicos de 1948 con destacados boxeadores como el gran Lazlo Papp y Julius Torma ganando medallas de oro pero bajo la sombra de la ausencia de Rusia. En 1952, los países del bloque soviético ganaron tres medallas de oro, una de plata y cinco de bronce y en 1956 obtuvieron seis medallas de oro, dos de plata y cuatro de bronce. Este fue realmente el comienzo de un período en que los atletas patrocinados a tiempo completo por el Estado de los países comunistas se alimentaron a través de un sistema con una línea de producción orientada a  producir atletas de alto nivel en todos los deportes por cualquier medio posible, incluido el uso forzado de drogas. Estos atletas eran profesionales en todo menos en el nombre y el resto estaba muy lejos de su nivel. Al único boxeador de un país comunista que se le permitió boxear como profesional fue al húngaro Papp, que fue un triple campeón olímpico que tuvo su primera pelea profesional en 1957 y luego ganaría el título europeo de peso mediano antes de retirarse invicto. Aparte de Papp, a nadie más se le permitió entrar en los deportes profesionales. Hoy en día, boxeadores como Wladimir y Vitali Klitschko, Alex Povetkin, Sergey Kovalev, Gennady Golovkin, Denis Lebedev, Arthur Abraham, Viktor Postol, Vasyl Lomachenko, etc. pelean por todo el mundo y ganan millones. Un gran contraste con el escenario de 1958.




El gran Lazlo Papp, primer campeón olímpico de un país socialista que se le permitió pelear como profesional


       Antes de 1939 no había habido mucho boxeo profesional en Europa del Este y casi se podía contar con los dedos de una mano el número de ellos que habían ganado títulos europeos. La mayor sorpresa aún estaba por llegar, y fue realizada por Fidel Castro cuando prohibió el boxeo profesional en Cuba. Antes de que Castro tomara esa decisión, el boxeo estaba en auge en Cuba con programas regulares semanales en La Habana y otras ciudades, y toda una nueva generación de boxeadores cubanos empezaban a tener impacto. Peleadores como Nino Valdez e Isaac Logart ya estaban establecidos y otros como Luis Manuel Rodríguez, Florentino Fernández, Ángel Robinson García, Benny Paret y Douglas Vailant comenzaban a hacerse de un nombre. En 1958 parecía que el boxeo cubano perdería a una camada de excitantes boxeadores que estaban listos para competir al más alto nivel en el boxeo profesional. Eventualmente, otros peleadores como José Nápoles y José Legra se unieron a los anteriores antes de que la puerta se cerrara en 1961. Así que 1958 fue un año que prometió mucho de la cantera del talento proveniente de Cuba, pero al final resultó ser un falso amanecer para el boxeo.

       Desde el punto de la industria del entretenimiento Gran Bretaña había liderado el camino con la primera pelea televisada en el mundo, siendo esta entre Len Harvey y Jock McAvoy por el título ligero británico en 1938. Fue mostrada a unos pocos y muy selectos aficionados pero la primera pelea transmitida a una gran audiencia vino el año siguiente cuando Eric Boone peleó contra Arthur Danahar. Aunque Gran Bretaña pudo haber liderado ese tema, Estados Unidos obviamente se convirtió en el país líder en todos lo relacionado con televisión, cable o circuitos cerrados. La pelea entre Ray Robinson y Carmen Basilio en marzo de 1958 había roto todos los récords anteriores para el negocio de TV-Teatro cuando se mostró en 174 tiendas de los EE.UU. Y en diciembre de ese mismo año, la pelea entre Archie Moore e Yvon Durelle se convirtió en la primera en ser televisada a otro país fuera de los Estados Unidos.



 
Ray Robinson frente a Carmen Basilio


El boxeo en casinos aún no había comenzado, por lo que Nueva York y en particular el Madison Square Garden tenían la supremacía. Desde los días de John L. Sullivan hasta 1958, de todos los campeones mundiales nacidos en Estados Unidos, 37 vinieron de Nueva York con Filadelfia en segundo lugar con 18. El gran cambio desde entonces hasta ahora fue que hasta finales de 1958 sólo cuatro nativos de México, uno nacido en Puerto Rico, otro en Centroamérica, otro en Sudamérica y un boxeador nacido en Japón, habían ganado un título mundial. Qué contraste con el día de hoy donde los múltiples títulos son una gran parte de la imagen y también muestra el tremendo crecimiento del boxeo profesional en esas regiones.

      Los campeones de varias divisiones en la actualidad son casi como una moneda de diez centavos, pero en 1958 con sólo ocho divisiones esa era una hazaña mucho más difícil de realizar. Había unos cuantos púgiles que habían ganado títulos en dos divisiones, pero en 1958 sólo un boxeador en la historia del boxeo, Henry Armstrong, había sido campeón de tres divisiones obteniendo los títulos de peso pluma, ligero y  welter, y por un corto tiempo los tuvo a los tres simultáneamente. Para lograrlo hoy día tendría que ganar títulos en cinco divisiones e incluso con oportunidad de disputar una pelea por una versión del título de peso mediano. Así que hubo pocos campeones multi divisionales siendo Ray Robinson uno de ellos.

        Otra diferencia fue la existencia del régimen de gobierno del apartheid en Sudáfrica que prohibían las peleas interraciales. Como resultado, toda una generación de boxeadores negros como Joe Ngidi, Enoch Nhlapo, Anthony Morodi, Levi Madi y Elijah Mokone, etc. sólo podían pelear por títulos "negros" y no tenían oportunidad de probarse contra los mejores del mundo. De igual forma se entrenaban en un entorno que reflejaba su estatus, lo que de nuevo impedía su desarrollo. Para los boxeadores sudafricanos negros 1958 no eran viejos tiempos buenos.


Categoría de los Semipesados

      Al igual que en la Parte I, quiero decirles quienes eran los mejores boxeadores en ese entonces. Ya he cubierto los pesos pesados, pero en el peso semipesado con el campeón Archie Moore el boxeo tenía uno de los más destacados púgiles en la historia. Nunca más volveremos a tener un campeón del mundo que tuvo 219 peleas con una  carrera de 28 años y ganó el título mundial en su 158va pelea (todas esas cifras son las máximas disponibles, pero él pudo haber tenido más peleas y mejores). La "vieja mangosta" era un verdadero campeón. Alguien que proyectó una gran sombra y Harold Johnson no tuvo suerte al ser contemporáneo con Moore. Johnson peleó contra  Moore cinco veces y se fue 1-4 en su serie.

      En 1958 Johnson tuvo cuatro peleas y las ganó todas dando el peso en cada una. Él venció a tipos como Jimmy Bivins, Bob Satterfield, Ezzard Charles, Eddie Machen, Doug Jones y Gustav Scholz, que había perdido sólo una de sus 92 peleas en ese momento. Johnson finalmente ganó una versión del título pesado ligero en 1961 en su pelea número 80 y después de 15 años como profesional. Por casualidad Harold y su padre fueron vencidos por Jersey Joe Walcott, no muchos boxeadores pueden afirmar haber derribado a padre e hijo. Tuvieron que sentir lástima por el canadiense Yvon Durelle. Ningún árbitro de hoy habría dejado Moore tomar el castigo que le infringieron en el primer asalto de su pelea por el título en Diciembre de 1958, que ganó finalmente Moore por nocaut, y en 1959 en la revancha Durelle fue derrotado en tres rounds, fue una derrota que nunca superó el canadiense. No había tantos buenos pesos semipesados estadounidenses en ese entonces.




Archie Moore vs Yvon Durelle


       Tony Anthony se veía bien con una racha ganadora de 1955 a 1956, hasta que Moore lo noqueó en una defensa del título en 1957, y aunque mantuvo una buena imagen al vencer a Durelle en marzo de 1958 nunca más volvió a disputar un título. Había buenos pero no destacados peleadores como Eddie Cotton y Rory Calhoun, pero Moore y Johnson eran demasiado buenos para la mayoría de la oposición. Fuera de Estados Unidos, Escocia tuvo una buena perspectiva en Chic Calderwood que ganó sus 11 peleas en 1958 y mantendría una racha de 29 victorias antes de perder a Von Clay en 1961. Él se vengó de Clay, pero cuando finalmente peleó por el título mundial fue derrotado en dos rounds por José “chegüi” Torres en octubre de 1966 y menos de un mes después murió en un accidente de automóvil.

       Gran Bretaña por su parte estaba siendo entretenida por el tongano Johnny Halafihi y Yolande Pompey de Trinidad y Tobago que si bien nunca iban a encender el mundo proporcionaron emociones y desbordes. Los prometedores boxeadores del viejo continente fueron Paul Roux, Erich Schoppner y Giulio Rinaldi. El francés Roux en 1958, su segundo año como profesional, se fue 9-1, pero nunca cumplió con su estatus de promesa. Lo mismo podría decirse de Schoppner. Ganó los títulos alemanes y europeos y venció a Henry Cooper por una descalificación en 1958. Después de vencer a Roux en una defensa del título en 1961, brevemente subió al peso pesado antes de bajar a los semipesados para desafiar a Rinaldi por su antiguo título pero perdió por puntos y se retiró después de hacer una pelea más acabando con un récord de 34-1-5. Rinaldi por su parte había ganado 6 de sus 7 peleas en 1958 siendo su única derrota una descalificación. Él continuó su carrera desafiando a Moore por el título en 1961 y al siguiente año obteniendo el título europeo, aunque casi siempre perdió en las peleas grandes.

       El sudafricano Mike Holt tuvo un 1958 mixto, obteniendo un record de 5-1-1 siendo esa derrota ante Durelle por el título de la Commonwealth. Él tampoco pudo progresar más allá de ese punto. En el Perú tuvieron a un recién llegado llamado Mauro Mina que había perdido en octubre ante el muy experimentado Uruguayo Dagomar Martínez por el título sudamericano. Mina luego se mantendría invicto en sus siguientes 39 peleas, superando en ese lapso a Von Clay, Eddie Cotton, Henry Hank y un joven Bob Foster, antes de perder ante otro gran rival como Gregorio "Goyo" Peralta en 1964. Mina se retiró en 1965 con foja de 36-1-2 en sus últimas 39 peleas pero nunca consiguió un chance por el título. Probablemente el mejor púgil de Sudamérica de las categorías grandes.




El gran Mauro mina "el expreso de chincha" (derecha) en plena acción


Categoría de los Medianos

        En 1958 la división de peso mediano estaba llena de talento con Sugar Ray Robinson, posiblemente el mejor boxeador de la historia del boxeo, obteniendo el título al final del año. Robinson había demostrado superioridad por encima de cada peso welter en las postrimerías de la década de 1940 y en la de 1950. En sus primeros años por lo general daba el peso mucho antes de la pelea, y cuando tuvo su racha ganadora de 40 peleas, rota en su pelea contra el "El Toro salvaje" en 1943, pesó 144 ½ libras por debajo del límite de los welter, mientras que Jake LaMotta pesó 160 ½ libras. Pelearon seis veces en total con Robinson ganando la serie 5-1. Después que subió, él continuó su estilo fantástico.

      Antes de que perdiera su título de peso mediano frente a Randy Turpin en 1951 su expediente, forjado contra boxeadores físicamente superiores de esa época, era 128-1-2. La victoria de Turpin fue un gran logro y probablemente la mayor sorpresa de la historia del boxeo considerando todo lo que había alcanzado Robinson hasta esa derrota. También se pasa por alto que cuando Robinson peleó contra Turpin fue su décima pelea del año y su séptima en menos de dos meses. Ningún campeón antes o desde entonces había sido tan activo. A principios de 1958 ya no era campeón de peso medio, habiendo perdido su título en septiembre de 1957 ante Carmen Basilio, la cual la Revista The Ring catalogó como "Pelea del Año". Robinson peleó una sola vez en 1958, en marzo, cuando derrotó a Basilio en una decisión dividida que la revista The Ring volvió a designar como la pelea del año. Basilio estaba llegando al final de su carrera con sólo dos peleas en 1958, la derrota ante Robinson y en septiembre una victoria sobre el ídolo californiano Art Aragón. El californiano era uno de los peleadores más carismáticos de los años 40 y 50 abarrotando el “Olímpic Auditorium” de Los Ángeles cada vez que él peleaba. Comenzó su carrera debajo de las 128 libras, pero sólo tuvo una oportunidad por el título en peso ligero. Había derrotado al campeón Jimmy Carter en una pelea sin título, pero luego perdió ante Carter por puntos disputando el título. El reinado de Turpin fue breve y duró sólo dos meses antes de que Robinson, derramando sangre de una peligrosa herida, saliera disparado para noquear a Turpin en diez rounds. En 1958 Turpin estaba en semipesado tratando de resurgir después de algunas derrotas decepcionantes, pero un KO efectivo recibido ante Yolande Pompey en septiembre terminó su carrera.

      El ex campeón Gene Fullmer tuvo un buen 1958 con cuatro victorias. Había subido sus calificaciones con victorias sobre Paul Pender, Gil Turner, Ralph "Tiger" Jones y Charles Humez y luego en enero de 1957 peleó por el título de Robinson obteniendo una decisión unánime. Algunos pensaban que Robinson podría estar en declive. Desafortunadamente para Fullmer en la pelea de revancha en mayo de 1957, a pesar de su mentón de concreto fue noqueado por Robinson con un perfecto gancho de izquierda, un golpe que todo boxeador joven debe estudiar por su fuerza y perfección. Eso no fue de ninguna manera el final de Fullmer ya que el mormón de West Jordan regresó para vencer a Basilio dos veces y empatar y vencer a Robinson en defensas de su título de la NBA antes de ir 0-2-1 en tres peleas contra Dick Tiger efectuadas en1963 por el título de la AMB.
 
      El futuro campeón Paul Pender había estado inactivo en 1957, pero en 1958 se anotó tres victorias en una carrera que eventualmente lo llevaría al título mundial que finalmente logró con una decisión dividida sobre Robinson en 1960 y después una serie de tres peleas contra el británico Terry Downes, donde Pender ganaría 2 para luego retirarse. Downes, que sirvió en los infantes de marina de los EEUU, hizo 10 peleas en 1958 venciendo al británico Pat McAteer y ganando luego el título británico con un nocaut ante Phil Edwards, pero comenzó el año con una derrota ante Freddie Cross y lo finalizó con una derrota por cortes ante Spider Webb. A pesar de los contratiempos Downes finalmente ganó el título mundial en 1961 con un KO ante Pender sólo para perderlo en una decisión muy cerrada ante el mismo Pender en 1962. En 1963 Downes estaba muy por delante en los puntos y en su camino para ganar los títulos WBA y WBC de los semipesados hasta que en la undécima ronda el campeón Willie Pastrano le conectó una serie de fuertes golpes para noquearlo, después que su entrenador Ángelo Dundee lo hubiese despertado como por una llamada de un despertador. En 1957, en su tercera pelea profesional, Downes recibió una paliza de un desconocido boxeador nigeriano llamado Dick Tiger. Antes de esa pelea la campaña de Tiger en Gran Bretaña no estaba teniendo mucho éxito con 6 victorias y cinco reveses. Pero para sorpresa general Tiger le dio a Downes una reverenda paliza y de allí no paró hasta convertirse en un campeón del mundo en dos divisiones y uno de los mejores peleadores africanos de todos los tiempos.


    Downes era muy popular por tener un ácido sentido del humor y estando en el camerino recuperándose luego de la paliza ante Tiger un reportero le preguntó:

-- "¿a quién quieres enfrentar ahora?"

Y Downes respondió sin dudar:

---  "con el ¡& (#$  que pactó esta pelea!"

Acto seguido Mickey Duff el apoderado de Downes se deslizó en silencio fuera del recinto.




Downes en franco intercambio con Dick Tiger

     
      Había entonces muchos boxeadores de calidad en la división de peso mediano. No existía la división Supermediano o Mediano ligero lo que explica parcialmente porque muchos de los púgiles activos hasta 1958 no habrían sido campeones del mundo en diferentes categorías. Joey Giardello tuvo un mal año, iba de 3-2 en sus 5 peleas, contrario como lo había hecho a lo largo de su carrera donde constantemente vencía a sus rivales y todavía se consideraba uno de los mejores obreros del ring que jamás se pusieron un guante. Increíblemente a Giardello le tomó 107 peleas antes de disputar un título mundial y luego de una carrera de 15 años como boxeador profesional y 124 peleas realizadas fue que finalmente ganara el título de peso mediano al vencer a Dick Tiger en 1963. Entre los buenos peleadores estaban también Joey Giambra, George Benton, Bobby Boyd, Don Fullmer (el hermano de Gene), Holly Mims, Freddie Little, (un futuro campeón de peso medio ligero del mundo que estaba haciendo campaña a mediados de 1958 en ese peso ya que su división aún no había nacido), etc., etc.

      Había en ese entonces fuera de Estados Unidos muchos boxeadores activos de calidad en distintas etapas de sus carreras. Argentina tuvo un trío de calidad en Eduardo Lausse, Andrés Selpa y Ubaldo Francisco Sacco. En 1958 el zurdo Eduardo "KO" Lausse estaba llegando al final de una brillante carrera que lo había visto vencer a Ralph Jones, Kid Gavilán y Gene Fullmer y en ese año superó a Selpa y a Sacco terminando con 62 victorias antes del límite. Selpa igualmente descollaba con una carrera que comenzó en 1951 y lo vería vencer a Lausse y Sacco y empatar con Carlos Monzón, pero las derrotas con Bob Foster y Goyo Peralta bloquearon su camino a una pelea por el título y se retiró en 1968. Había acumulado 220 peleas en 17 años de carrera. Sacco fue probablemente el menos exitoso de los tres, también vivía un buen momento en su carrera y llevaba de 8-1 en sus 9 peleas realizadas en 1958 perdiendo solo ante Lausse. Estaba invicto en sus primeras 38 peleas pero nunca consiguió realmente superar el nivel nacional al contrario de su hijo Ubaldo quien ganó el título Superligero de la AMB.

      Casi desapercibidamente Gregorio "Goyo" Peralta debutaba como profesional en 1958 como un peso mediano obteniendo un palmarés de 7-0-1 en dicho año y posteriormente derrotar a sus tres compatriotas antes mencionados. Dominó la escena sudamericana pero perdió por un corte ante Willie Pastrano disputando los títulos de peso semipesado de la AMB y el CMB. La mayoría de las veces Peralta regalaba muchas ventajas de peso en sus peleas, como en las derrotas ante Oscar Bonavena y George Foreman, que fue el primer peleador que le duró a Foreman la distancia perdiendo por sólo un punto en una de las tarjetas. Empató con Bonavena y Ron Lyle. Tuvo 116 peleas con 9 derrotas, pero 3 de esas derrotas llegaron en sus primeras 16 peleas, así que perdió sólo 6 de sus últimas 100 peleas.
 
    En Europa el mejor hombre fue Gustav "Bubi" Scholz. El zurdo alemán se había convertido en profesional en 1948 y en 1958 había ganado los títulos alemanes del peso welter y mediano. Sin embargo 1958 comenzó con un golpe enorme para Scholz. Fue derribado dos veces por el francés Charles Humez. Esa derrota fue la primera de la carrera de Scholz y rompió una racha invicta de 68 peleas (64-0-4). A finales de 1958 pudo reivindicarse al detener a Humez en doce rondas para ganar el título europeo. Limpió la división de peso medio en Europa antes de pasar a peso Semipesado, pero perdió en por puntos ante Harold Johnson disputando el título mundial en 1962 y después venció a Iván Prebeg y Chic Calderwood en 1963 y ganar el título europeo en manos de Giulio Rinaldi en 1964. Se retiró con solo 2 derrotas en 96 peleas. Humez se había retirado en 1958 después de su derrota ante Scholz. El francés se había convertido en profesional en 1946 y tuvo la increíble cantidad de 22 peleas en 1949. Perdió ante Randy Turpin en 1953 disputando el título europeo mediano, aunque en algunas medios la pelea fue reconocida como en disputa del título mundial vacante ya que antes Ray Robinson había renunciado a dicho título. Humez finalmente ganó el título europeo en 1954, pero las derrotas en Nueva York frente a Ralph Jones y Gene Fullmer terminó con sus intenciones de disputar una pelea por el título mundial. Regresó a Europa vengándose de Jones, y venció a Pat McAteer y otros grandes púgiles europeos antes de sus ya mencionadas peleas con Scholz. Sin duda antes de sus derrotas con Scholz a finales de 1958 Humez fue considerado el mejor peso mediano nacido en Francia desde Marcel Cerdán.



El ingles Randy Turpin (derecha) enfrentando a Robinson


     He mencionado los altos niveles de actividad y gran número de peleas para algunos de estos boxeadores, pero uno de los más sorprendentes fue el peso mediano Jimmy Martínez. El peleador de Glendale Arizona estaba llegando al final de su carrera en 1958 y se retiraría en 1959. En una carrera de diez años Martínez tuvo 152 peleas. Nunca volveremos a ver ese nivel de actividad en el boxeo nuevamente.

      En 1958 los pesos pesados y los pesos medios eran las divisiones de más glamour pero había algunos grandes peleadores en las otras divisiones. Sin embargo, es difícil estar demasiado seguro de todo lo que ocurrió en las divisiones de welter hacia abajo a principios de los años 1950, esto debido a la presencia de un poder maligno conocido como la International Boxing Club (IBC) que "poseía" a muchos de los mejores boxeadores con el multi millonario Jim Norris al frente de mafiosos como el notorio Frankie Carbo y Blinky Palermo. El IBC tenía poder a través de sus contratos de televisión y su asociación de trabajo con el Madison Square Garden (Norris había heredado los intereses del Garden por la voluntad de su padre) y si querías llegar a la cima del boxeo en la década de 1950 tenías que trabajar con IBC. Con mafiosos como Carbo y Palermo tirando de los hilos, incluso en peleas por el título mundial, nadie puede estar seguro de qué peleas fueron “arregladas” y cuales estaban limpias.
[/color]


El proximo Jueves la 3ra y última entrega donde se analizará las categorias welter, ligero, pluma, gallo y mosca . . .
avatar
KTAKZOQMANES
Moderador:
Moderador:

Mensajes : 12976
Fecha de inscripción : 15/02/2010
Localización : cumaná-venezuela

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.