PANELDEBOXEO.COM
Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Lo Mejor del Boxeo en Español! en tu sitio de bookmarking social

Cinco teorías para justificar o rechazar a Mikey García vs. Errol Spence Jr.

Ir abajo

Cinco teorías para justificar o rechazar a Mikey García vs. Errol Spence Jr.

Mensaje por ktakzoQmanes el Miér 01 Ago 2018, 10:15 pm


Errol Spence Jr. podría ser el próximo rival de Mikey García si avanzan las intenciones del campeón ligero (CMB-FIB) Mark Robinson/Bill Tompkins/Getty Images

Bernardo Pilatti | ESPN Digital

El monarca ligero CMB-FIB, Mikey Garcia, se mantiene firme en su desafío lanzado al campeón welter de la FIB, Errol Spence Jr., a quien desea enfrentar en noviembre o diciembre próximo. Por lo pronto, hemos encontrado cinco razones posibles para intentar comprender esa obsesiva intención.

O se trata de una fantasía más del californiano, o se ha confundido con lo logrado en este último tiempo, o desconoce las ventajas reales de Spence, o existe una razón comercial o promocional de por medio,...o ¿tal vez hay un secreto que desconocemos en esta historia?

Pueden existir muchas razones, no obstante, excepto la última, todas terminan en una única conclusión.

PRIMERA TEORIA: LA FANTASIA

Los más de dos años que Mikey García permaneció alejado de los cuadriláteros (enero 2014 a julio 2016) marcaron un antes y un después de su carrera en todos los sentidos. Del introvertido campeón de antes (126-130 libras) hay un salto cualitativo a este locuaz y ambicioso campeón actual (135-140 libras).

No hay dudas en suponer que ese período inactivo, al cual se obligó para resolver su conflicto contractual con TopRank, le hizo reflexionar mucho. De esas reflexiones, tal vez, nació la estrategia con la cual habría de encarar su nueva etapa en el boxeo. No es una utopía imaginar que se pudo inspirar en la misma estrategia de Floyd Mayweather. Al menos con un mapa de ruta similar.

Buscar grandes desafíos ganables, buscar títulos en manos de rivales ganables y llenar los oídos de los escépticos mediante una narrativa agresiva, desafiante, que imponga nombres de posibles rivales a los que difícilmente algún día enfrentará.

Así como externó en su momento el deseo de enfrentar a Miguel Ángel Cotto (154 libras) o se interesó en una posible pelea contra Manny Pacquiao (147), (como lo reveló en su momento Freddie Roach), también dijo alguna vez que estaba considerando a Terence Crawford (147) y en el colmo que le da sustento a “la ruta Mayweather” en su estrategia, le lanzó un reto insólito ¡a Connor McGregor!

El manejo de nombres de posibles rivales en pesos superiores, de manera tan pública, necesariamente nos llevan a creer que el desafío a Errol Spence Jr, no pasa de una nueva fantasía. Algo que ya abordamos en una columna de análisis publicada el 29 de enero de 2018: “El nuevo Mikey García vende historias que no vivirá”.

SEGUNDA TEORIA: LA CONFUSION

Mikey García, dentro del primer nivel, ha sido uno de los púgiles más completos en lo boxístico. De eso no caben dudas. Ahora, ¿se puede afirmar de “ojos cerrados” que lo sigue siendo? Ante el nivel de los rivales enfrentados desde su regreso tengo mis serias dudas. Lo confieso.

El 25 de enero de 2014, García defendió su título superpluma OMB ante el mexicano Juan Carlos Burgos, al que derrotó por decisión unánime. Luego pasó dos años y medio sin ver acción. Regresó el 30 de julio de 2016 y allí empieza otra historia.



Mikey García regresó en julio de 2016 para noquear al
dominicano Elio Rojas que salió del retiro para esa pelea Edward Diller/Getty Images


El primer rival enfrentado y derrotado fue el dominicano Elio Rojas, un ex campeón mundial pluma CMB, con un gran pasado amateur y cuyo mejor momento terminó en el 2010. Peleó una vez ese año, peleó una vez en 2011, una vez más en 2012 y abandonó el boxeo. Regresó dos años y medio después (agosto 2014) en una pelea a modo en ocho asaltos y en 138 libras contra Robert Osiobe. Desde esa pelea, pasaron otros dos años (julio 2016), en que salió del retiro solamente para ser noqueado en cinco asaltos por Mikey García en su regreso.

Luego fue de imediato por el título ligero CMB y le ganó ante el montenegrino Dejan Zlaticanin, un campeón que solo por un accidente del destino pudo llegar a serlo y al cual García noqueó en tres asaltos. A Zlaticanin, también lo noquearon en dos asaltos en su última pelea, hace pocas semanas.

Después de esa batalla, cuando se debería aguardar una primera defensa o un cruce con Jorge Linares o el británico Terry Flanagan, emprendió una aventura comercial contra Adrien Broner en 140 libras. Sin Terence Crawford en el ruedo ni grandes figuras en la división súperligero, enseguida apareció la oportunidad de enfrentar al flamante campeón FIB, Sergey Lipinets, un ruso con poco más de dos años como profesional y lo venció en las tarjetas.

El resto es historia reciente, regresó a 135 libras para unificar los cinturones CMB-FIB contra Robert Easter Jr., ante el cual Mikey llegaba como abrumador favorito. Lo venció en las tarjetas.

Los datos que genera el historial reciente de Mikey García, no ocultan su calidad, pero confunden en los límites de la misma y tal vez hasta el propio García sea rehén de esa confusión.

TERCERA TEORIA: EL DESCONOCIMIENTO

No será García ni el primero ni el último monarca ligero llegar a 147 luego de triunfar en 135. Aunque basta revisar los números positivos o negativos de algunos ejemplos, como los casos de Robert Guerrero o Adrien Broner, para comprender que pasar de 135 a 147 libras y mantener las cualidades intactas es una verdadera utopía. Especialmente porque cambia dramáticamente la cualidad física de la oposición en una división dos veces superior.

Quizás, el californiano no le está dando la importancia que merece ese detalle y debería hacerlo. Mikey es al final del día un peso pluma (126) que ha ido ganando tamaño y Spencer es un peso welter natural (147) en camino a llegar un día a la división mediana (160), al punto que existen declaraciones donde asume desear enfrentar al mexicano Saúl "Canelo" Alvarez..



Ante Chris van Heerden, en septiembre de 2015, Errol Spence lució poderoso peleando como peso mediano Vaughn Ridley/Getty Images


En el caso de Spence, eso no es una utopía. Toda su carrera la ha realizado por encima de las 147 libras e incluso en 2015 enfrentó y noqueó a Chris van Heerden, peleando por encima de 156 libras, o sea, en peso mediano. A esa ventaja notoria de tonelaje sobre Mikey se suman sus dimensiones físicas. Spence lo supera en altura y en alcance. Si a eso agregamos su ventaja actual en poder destrucción, no parecen existir razones para imaginarle una mejor suerte a García en una posible pelea entre ambos.

Confrontación estadística
El campeón FIB del peso welter, supera al monarca Ligero(CMB-FIB) en varios rubros esenciales de la estadística:

SPENCE GARCIA
Record 24-0, 21 KOs 39-0, 30 KOs
Porcentaje KOs 88% 77%
Alcance 72" 68"
Estatura 5′ 9½″ 5′ 6″
Peso máximo alcanzado 156½ 139½
3 últimos resultados 3xKOs 3xUD
Peleas sumadas 3 últ. rivales 93 67


Para entender el poder actual de destrucción, basta recordar que en sus tres últimas peleas García enfrentó a dos rivales de 140 libras y un 135 (Easter) de gran tamaño. No pudo noquear a ninguno. Antes de ello, ya citamos en la primera teoría el bajo nivel de los rivales enfrentados. Ante el tamaño del reto que pretendería afrontar, la aparente disminución en su poder de fuego en estas categorías (135-140), es una pésima señal.

Spence, por el contrario, además de su elevadísimo porcentaje de KOs en el récord, suma una racha de once anestesiados de manera consecutiva desde 2014. El mismo año en que inició García su período alejado del ring.

CUARTA TEORIA: LA ESTRATEGIA PROMOCIONAL

Por más que suene remota, no hay que descartar la posibilidad de que esa obsesión de Mikey García, pueda ser parte de una operación promocional con algún objetivo desconocido. Ayudar al crecimiento comercial de Spence o crear un clima comercial alrededor de ambos. Cualquier especulación en este campo es válida.

A García se le puede llamar “un agente libre en camino a dejar de serlo”. Antes de pelear con Easter Jr. advirtió que le interesaba sumarse al proyecto del empresario británico Eddie Hearn y seguramente conversarían en breve. Spence no pertenece al grupo de pugilistas que maneja el británico, pero este último fue parte de la organización del combate Spence-Brook y en mayo declaró que deseaba firmarlo a Spence.

En junio, Spence descartó vincularse a otros promotores como Bob Arum y Eddie Hearn, para seguir trabajando con Al Haymon y Lou Di Bella. Y por si alguien supuso lo contrario, lo ratificó en su cuenta de Twitter unos días antes de la pelea García-Easter.

Errol Spence
✔️
@ErrolSpenceJr
I don’t need no promoter


Sin embargo, el boxeo transita en este 2018 por una etapa de transición en materia promocional empujado por las oportunidades, el dinero invertido y el impulso de la transmisión vía streaming. No por un acaso Errol Spence se hizo presente en el Staples Center de Los Angeles, asistió a la pelea de García y fue consciente de que las camaras de televisión lo mostrarían como el “tercero en discordia”. ¿Casualidad o escenario armado?

Ante ello, nada debe descartarse en cualquier especulación sobre “la obsesión de Mikey por Spence”.

QUINTA TEORIA: UN SECRETO MAL GUARDADO

La última posibilidad pasa por el terreno de la imaginación, el cuál es válido. En el universo de la narrativa, no todas realidades son realidades ni todas las ficciones son ficciones. Hay siempre un punto intermedio, que solo se conoce al final de la historia.

El caso de Mikey García podría tener algún ingrediente similar. El secreto que toda la película insinúa y que al final se confirma o se descarta.

¿Y si hubiera una razón a la que le apostara todas sus fichas Mikey García? ¿Habrá entre las fortalezas y las debilidades de Spence, un “Talón de Aquiles” que emparejaría el combate y colocaría en un limbo el presunto favoritismo de campeón welter de la FIB?

Es imposible responderlo, como también es imposible evitar colocar esa posibilidad en cualquier especulación que se realice, alrededor de esta posible pelea a la que la mayoría de las conclusiones llevan a un mismo resultado: es una utopía creer en la victoria de Mikey García sobre Errol Spence Jr.

¿O no?[/color]
avatar
ktakzoQmanes
Administrador
Administrador

Mensajes : 14148
Fecha de inscripción : 15/02/2010
Localización : Cumaná-Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.